La Iniciativa de Bienes Públicos Regionales del BID asume que los países de América Latina y el Caribe comparten numerosos desafíos u oportunidades de desarrollo y que muchos de ellos pueden ser abordados o aprovechados más efectiva y eficientemente a nivel regional a través de la acción colectiva y la cooperación. Es también una respuesta a la creciente importancia de la cooperación Sur-Sur en la agenda de desarrollo de los países de América Latina y el Caribe.


Su objetivo es apoyar la generación de bienes públicos regionales que tengan un alto potencial de impacto en el desarrollo en los países miembros prestatarios del Banco, financiando cooperaciones técnicas no reembolsables que hayan sido identificadas y seleccionadas como resultado de una convocatoria anual de propuestas.